febrero 26, 2024

CDMX a 18 de octubre de 2023.-Mixquic, un pintoresco pueblo en la alcaldía de Tláhuac, al sur de la Ciudad de México, se prepara para dar la bienvenida a una de las celebraciones más entrañables y tradicionales del país: el Día de Muertos. Este lugar es conocido por mantener vivas las costumbres ancestrales que rodean esta festividad, y su belleza y autenticidad lo han convertido en un atractivo imperdible para lugareños y visitantes.

Las festividades del Día de Muertos en Mixquic arrancan el 31 de octubre, cuando se erigen los característicos altares de muertos, que se convierten en el foco de atención de la comunidad. Estos altares están meticulosamente decorados con manteles y, sobre ellos, se colocan ofrendas para los difuntos. Entre las ofrendas se incluye la sal, que representa el alimento; el agua, para apaciguar la sed; veladoras, que alumbran el camino de los muertos; y la flor de cempasúchil, que adorna y da la bienvenida a los espíritus.

El punto culminante de las celebraciones ocurre el 2 de noviembre, con la famosa «Alumbrada» en el panteón del pueblo. En este evento conmovedor, cientos de personas se reúnen para rendir homenaje a los muertos. El panteón se ilumina con velas y cirios para guiar a los difuntos en su camino espiritual. La Alumbrada es un espectáculo conmovedor y hermoso que representa la devoción y el cariño que la comunidad de Mixquic siente por sus seres queridos fallecidos.

Mixquic es un ejemplo de resiliencia cultural en medio de la urbanización. A pesar de los cambios en la Ciudad de México, este pueblo ha mantenido sus tradiciones y costumbres. Según la creencia local, los primeros espíritus en llegar son los niños difuntos. Las calles se llenan de voces llamando a los pequeños fallecidos en las familias, para asegurarse de que no se pierdan en el camino. Los pétalos de cempasúchil en las entradas de las casas guían a los espíritus hacia las ofrendas, mientras las veladoras iluminan su camino. Los niños difuntos disfrutan de las ofrendas y la compañía de sus seres queridos durante un día entero. Luego, se despiden, y llegan los espíritus de los adultos, que permanecen hasta el mediodía del 2 de noviembre. Es en ese momento cuando la despedida se traslada al panteón de San Andrés Mixquic.

Si tienes interés en vivir estas celebraciones de cerca, te recomendamos consultar los sitios web oficiales de la Ciudad de México para obtener información detallada sobre los eventos y actividades programadas en Mixquic. Este pueblo es un verdadero tesoro de tradiciones que te llevará en un viaje inolvidable a través de las creencias y el cariño de la cultura mexicana.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *