marzo 1, 2024

En un giro inesperado para la política mexicana, el reconocido empresario y exlíder de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), Gustavo de Hoyos, y el exgobernador de Oaxaca, Alejandro Murat, anunciaron que no buscarán la candidatura presidencial por el Frente Amplio por México.

El anuncio de Gustavo de Hoyos llegó a través de un video difundido en redes sociales, donde expresó los motivos detrás de su decisión. Entre las razones principales, destacó que el método de selección utilizado por el Frente Amplio por México pone en desventaja a los ciudadanos sin militancia partidista. A pesar de contar con una amplia trayectoria en la sociedad civil, De Hoyos considera que las reglas definidas hacen inviable el éxito de su aspiración, ya que el proceso de obtención de cientos de miles de apoyos digitales en un corto plazo es una barrera difícil de superar para un aspirante sin estructuras políticas formales. Esto crea un desbalance competitivo, especialmente para aquellos líderes con un liderazgo social significativo pero sin experiencia en cargos públicos, comparado con los políticos tradicionales que acumulan reconocimiento a lo largo de los años.

El empresario argumentó que desde las fases iniciales de la discusión, debieron incorporarse mecanismos de acción afirmativa en favor de personas ajenas a los partidos y los encargos políticos, con el objetivo de nivelar el terreno y fomentar la participación ciudadana en todas las etapas del proceso. Sin embargo, esto no ocurrió, y como resultado, De Hoyos tomó la decisión de no inscribirse en el proceso electoral convocado por el Frente Amplio por México.

A pesar de su retirada de la contienda presidencial, Gustavo de Hoyos no abandonará la lucha política y anunció que trabajará intensamente en los próximos meses para promover la inclusión de acciones afirmativas en los procesos de definición a gubernaturas, senadurías, diputaciones federales y locales, alcaldías, regidurías y sindicaturas. Su objetivo es impulsar que una parte sustancial de estas candidaturas sean accesibles para líderes ajenos a la clase política, en un esfuerzo por fortalecer la democracia y fomentar una mayor representatividad en el país.

Por otro lado, el exgobernador de Oaxaca, Alejandro Murat, también decidió dar un paso al costado en la contienda presidencial por el Frente Amplio por México. A través de un mensaje en redes sociales, Murat afirmó que, aunque reconoce la existencia de un método que avanza en la democracia y que es benéfico para México, también debe ser congruente con sus convicciones y principios. El exgobernador considera que el método utilizado en el proceso deja más dudas que certezas, lo cual motivó su decisión de no participar, como muestra de respeto a todos los partidos políticos, incluido el suyo, y a los ciudadanos mexicanos que están involucrados en el proceso electoral.

Con la retirada de dos figuras prominentes como Gustavo de Hoyos y Alejandro Murat de la contienda presidencial por el Frente Amplio por México, se abre un nuevo panorama en la carrera hacia la Presidencia de la República. La ausencia de candidatos de extracción ciudadana podría cambiar el rumbo de las elecciones y generar nuevos debates en torno a la participación ciudadana y la representatividad política en México. El país se encuentra ante un desafío significativo para garantizar una democracia sólida y plural que refleje la diversidad y las aspiraciones de todos los mexicanos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *