marzo 1, 2024

12 de octubre de 2023.-La Comisión Nacional de Cultura Física y Deporte (Conade) de México enfrenta un complicado historial legal en los últimos años, con al menos cinco resoluciones judiciales en contra, relacionadas con litigios promovidos por diferentes atletas que exigen la devolución de becas o premios económicos.

Uno de los casos más recientes es el de Samantha Salas, una destacada raquetbolista clasificada como la número dos del mundo, quien ganó una demanda contra la Conade. Samantha había dejado de recibir su beca ordinaria desde el año pasado, alegando que la Conade argumentaba una deuda por comprobación de gastos en 2015. Incluso, se le negó el apoyo para participar en el Campeonato Mundial de 2022 en San Luis Potosí, donde se convirtió en campeona mundial en dobles. Tras interponer una demanda, el juez falló a favor de Samantha, ordenando la restitución de su beca mensual de 15,500 pesos.

Otros atletas también han ganado batallas legales contra la Conade. En agosto pasado, la raquetbolista Paola Longoria fue demandada por la Conade debido a un supuesto adeudo de 1.5 millones de pesos en comprobaciones de 2014, lo que resultó en la pérdida de su beca durante tres años. Sin embargo, Longoria defendió con éxito su caso y la Conade debe restablecer su beca de 21,500 pesos como campeona mundial.

La clavadista Adriana Jiménez demandó a la Conade en 2019 después de que se le retirara su beca de 20,000 pesos por su participación en el reality deportivo Exatlón. Jiménez argumentó que nunca recibió una carta compromiso con esa cláusula y, en 2022, la resolución le fue favorable, obligando a la Conade a pagar el retroactivo de tres años.

Un caso ampliamente destacado fue el de la esgrimista Paola Pliego, quien ganó una indemnización de 15 millones de pesos después de que se confirmara una sentencia definitiva. Pliego había sido víctima de un falso positivo en el doping, lo que le impidió competir en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro 2016.

Además, las nadadoras artísticas obtuvieron un fallo a su favor para que se les devolvieran las becas que les habían suspendido desde enero de ese año. A pesar de los intentos de la Conade por impugnar, el fallo fue en contra y la Conade tuvo que desembolsar un millón 140 mil pesos en retroactivo y continuar con el pago mensual correspondiente.

La halterista Luz Acosta también demandó a la Conade en 2021 para recibir el premio económico por la medalla de bronce ganada en Londres 2012, que se le asignó hasta 2018 tras la descalificación de dos competidoras. Seis meses después, la Conade tuvo que pagarle 125,000 pesos.

Estos casos representan solo los ejemplos más recientes de litigios legales en los que la Conade ha estado involucrada, y sugieren que más desafíos legales podrían estar en el horizonte para la entidad deportiva.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *